“Hace más de un año y medio debimos hacerle el juicio político a Abdo”, dice senadora

“Hace más de un año y medio debimos hacerle el juicio político a Abdo”, dice senadora

La exministra de Salud y senadora del Frente Guasu Esperanza Martínez, al ser consultada sobre su análisis de la situación sanitaria y el colapso de los hospitales en la pandemia, fue contundente al repudiar la gestión tanto del mandatario como de su ministro de Salud. Considera que debieron juzgarlo y destituirlo al presidente de la República hace más de un año y medio.

“El presidente Mario Abdo no le va a cambiar a Julio Mazzoleni así como a Petta, ni por más que tengan interpelaciones. Hace más de un año y medio debimos hacerle el juicio político a Abdo”, expresó la senadora Martínez en contacto con la 650 AM. La exministra dio a entender que las interpelaciones, al no ser vinculantes, no serían tenidas en cuenta.

“Pareciera que hay oídos sordos”

Con respecto al truncado intento de juicio político al presidente, del cual fue salvado el 6 de agosto del 2019, dio a entender que ese fue el momento apropiado en el que debían los diputados elevar el pedido de juicio político y ser juzgado en la Cámara de Senadores, pero esto no ocurrió. Lamenta el hecho, ya que ahora las interpelaciones no generan efecto en el gobierno de Abdo.

“Me sumo a la preocupación y la indignación que hay en la ciudadanía. Hace tiempo se viene reclamando al Gobierno y pareciera que hay oídos sordos. Estamos en el peor momento de la pandemia”, dijo la exministra de manera de mostrar su postura con respecto a la gestión sanitaria. Menciona que la ciudadania exige mínimos estándares de Salud que no son cumplidos.

Ocupación y desabastecimiento

La exministra de Salud, con conocimiento de área, expresó: “Hoy las camas están 100% ocupadas y con muchísimos problemas de abastecimiento de medicamentos. Hay gente que vende sus cosas, hace préstamos, rifas y polladas para poder cubrir los gastos hospitalarios”. Lamenta que el sistema de financiamiento no tenga una cobertura integral.

Por su parte, Mario Abdo dijo ayer: “El Ineram está lleno porque la gente sale del hospital privado para ir al Ineram. Si yo soy contagiado del COVID-19, me voy a ir al Ineram, porque ahí están los mejores”. Aparentemente el presidente desconoce el colapso hospitalario o asume que conseguirá una cama en el nosocomio en el caso de contagiarse.

Observador