DE GUARDIA A COMPAÑERO DE CELDA

DE GUARDIA A COMPAÑERO DE CELDA


Un guardia cárcel de la Penitenciaría Regional de Ciudad del Este fue condenado a siete años de prisión por haber ingresado drogas en su lugar de trabajo. El funcionario penitenciario había sido descubierto por sus compañeros de trabajo durante un control realizado antes del inicio de su turno. La Fiscalía solicitó una pena mayor, pero los jueces entendieron que no concretó el objetivo de entregar los estupefacientes a los internos. El juzgamiento concluyó el miércoles en el Palacio de Justicia de CDE.

La condena fue aplicada José Enrique Barreto Ayala (43), que por ironías de la vida ahora deberá guardar siete años de reclusión donde anteriormente se encargaba de vigilar a los presos. La pena impuesta por el tribunal integrado por los jueces Flavia Lorena Recalde, Milciades Ovelar y Emilia Santos, que no se allanó al pedido de 12 años de prisión que fue solicitado por el fiscal antidrogas Elvio Aguilera.

Barreto fue aprehendido el 16 de setiembre de 2.019 en el interior de la Penitenciaría Regional, oportunidad en que sus compañeros de trabajo encontraron en su poder 512 gramos de crack. El mismo estaba llegando al penal para iniciar su turno cuando pasó por la revisión de rutina. El encargado de la verificación encontró la droga en el bolsillo de su chaleco que llevaba colgado por el manubrio de su motocicleta. Una pericia realizada por la Senad determinó que la droga tenía 88,7% de pureza.

El fiscal Aguilera solicitó 12 años de prisión al considerar acreditada la existencia de los hechos punibles de tenencia sin autorización de sustancias estupefacientes y tentativa acabada de suministro de estupefacientes en un lugar de detención o prisión. Sin embargo, el tribunal penal consideró que el acusado no ha realizado todos los actos necesarios para lograr su consumación.

Vía: Diario La Jornada

Observador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *