ESTUDIANTE NO ESTABA AUTORIZADO A REALIZAR PRÁCTICAS SEGÚN LA UPAP

ESTUDIANTE NO ESTABA AUTORIZADO A REALIZAR PRÁCTICAS SEGÚN LA UPAP


La Universidad Politécnica y Artística del Paraguay (UPAP), tras la supuesta negligencia médica de la que fue víctima la joven Barcilisa Milena Amarilla de 20 años, se desentendió del alumno Hugo Alan Salvatierra Arteaga imputado por homicidio culposo y producción mediata de documentos públicos de contenido falso.
El pasado 20 de setiembre emitió una nota a la dirección del Hospital Distrital de Pte. Franco indicando que el estudiante se encuentra suspendido académica y administrativamente por la UPAP por lo que no estaba autorizado a realizar sus prácticas en el hospital desde el 10 de agosto.
Al respecto la Dra. Paola Zarza dijo que deslinda total responsabilidad de lo ocurrido. Según los datos, el 02 de agosto, la dirección del hospital recibió el listado de 9 estudiantes que harían sus prácticas como internos en el hospital, entre ellos Hugo Salvatierra, pero supuestamente fue suspendido el 10 de agosto, lo cual no se notificó al hospital y el alumno seguía haciendo sus prácticas.
Recién después de lo ocurrido, la UPAP envió la nota al hospital. Por lo tanto, la universidad como el hospital dejan a su suerte al joven estudiante, quien durante la atención a Milena habría suministrado los medicamentos a la paciente por indicaciones del médico de guardia Francisco Tomás Navarro Guerrero, quien también está imputado por los mismos hechos.
Los antecedentes refieren que, el médico Francisco Tomás Navarro Guerrero, en su carácter de médico de guardia no realizó la evaluación y examen físico a la paciente, delegando dicha tarea al interno Hugo Salvatierra.
El estudiante de medicina, a pesar de no contar con la licencia y experiencia requerida, realizó la evaluación médica de la paciente, quien presentaba signos de alarma de cefalea e hipertensión PA 180/100 FC 88 por minuto”.
Luego de obtener algunos datos de la paciente, omitiendo el interrogatorio sobre alergias a medicamentos específicos, le aplicaron los medicamentos Ketorolac y Dipirona, provocando aparentemente una reacción alérgica a la víctima, quien en pocos minutos falleció por paro cardiorrespiratorio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.