Itaú estima retracción en la economía del Paraguay de -1,7% para el 2022

Itaú estima retracción en la economía del Paraguay de -1,7% para el 2022

Ante un escenario complicado en materia agrícola, por la caída en la producción de soja principalmente, debido a la fuerte sequía, el crecimiento económico del Paraguay se encuentra en una situación muy comprometida.En su acostumbrado análisis mensual, Itaú volvió a reducir su estimación de crecimiento económico del Paraguay. Esta vez, en su informe del mes de febrero indica una caída del -1,7% del Producto Interno Bruto (PIB) para el 2022.Para el 2021 la expectativa publicada por Itaú fue de un crecimiento del 4,5%, sin embargo, por una baja presión de la producción del campo, principalmente la soja, las estimaciones de crecimiento se redujeron solamente a un 0,5%.Antes las variables que profundizan la crisis en el campo en el segundo mes del año, la expectativa de la economía sufre una caída para el presente año con una cifra negativa de parte de Itaú.“Nuestro pronóstico tiene un sesgo a la baja porque el efecto de la sequía en la cosecha podría ser peor”, señala parte del informe de Itaú.Para el próximo año, atendiendo las cifras negativas del presente informe, se espera que se tenga un efecto rebote y que el 2023 cierre con un crecimiento de la economía paraguaya del 7%.

La producción de la soja está en crisis y el efecto de la sequía podría ser peor. Foto: ArchivoInflación. Respecto al análisis que hizo Itaú sobre la inflación, el informe señala que el cierre del presente año será de 5%, mientras que en el informe del mes de enero estimaban un 4,3% para el 2022. El motivo del aumento de la cifra es debido a un mayor nivel de inflación de los alimentos.Itaú mantiene el pronóstico de tipo de cambio en G. 7.350 por cada 1 USD para fines de este año, más débil que el 2021 en términos reales debido a las menores exportaciones de soja y las condiciones financieras externas más estrictas.En cuanto al cierre fiscal, esperan un mayor déficit fiscal, arrastrado por una menor actividad. El pronóstico de déficit fiscal estima que será de 3,8% del PIB. El informe del mes de enero, el cierre fiscal del año en curso estaba en un 3,6%.